Reflexiones, ¿Che, te gusta amargo? A mí…, sí…

 

El Che Guevara

¿Che, te  gusta amargo? A mí…, sí…

Quizás el mate sea un compañero infaltable para los que habitamos el sur del continente americano. Los rioplatenses, paraguayos y gauchos del sur del Brasil son los consumidores más grandes de esta yerba.

Es una necesidad diaria…, tomar mate es una costumbre, una tradición que viene de antaño… ¡Que bueno es compartir un mate con un grupo de amigos! Pero también en la soledad puede ser un amigo imaginario…

Tal vez sea el desayuno “continental” del gaucho…, cuando en las madrugadas solitarias se toma unos verdes y ya está pronto para comenzar su jornada en el solitario campo.

La yerba mate es una sola, pertenece a la familia de la Ilex Paraguaiensis. Antiguamente se clasificaba a la yerba en: “mansa” o del tipo “brasileña” de sabor suave y color amarillento y en “brava” o bien del tipo “paraguayo” de color verde oscuro, posee un sabor más fuerte que la anterior.

 Los indios Guaraníes llevaban, junto a las armas, unas pequeñas bolsas de cuero (“guayacas”) en los que guardaban hojas de yerba mate triturada y tostada que masticaban o colocaban en una calabaza con agua y sorbían ya sea usando sus dientes como filtro o por medio de un canuto de caña. Según los españoles estas hojas les daban mayor resistencia para las largas marchas o en las labores diarias.

Un  gaucho,  alguna vez dijo:

Quién no se ha vuelto matero, quizás no sea un gaucho sincero…

 Cruz del Sur

4 Respuestas a “Reflexiones, ¿Che, te gusta amargo? A mí…, sí…

  1. Qué interesante!! Desconocía alguna información sobre el mate.
    Nunca lo he probado, pero lo cierto es que tengo curiosidad, que es eso que esconde que lo hace tan imprescindible para vosotros.🙂

    • Pau, gracias por tu visita…Te cuento, desde pequeños tomamos mate, quizás puedo darte un ejemplo: Para beber un buen café, primero mueles los granos, ahí comienzas a percibir el aroma del café, luego mientras se está preparando en la cafetera, el aroma comienza a despertar tu olfato y luego, lo bebes con gusto y placer.
      Quizás es como descorchar una botella de buen tinto, el aroma, servirlo en la copa…
      Es un placer, tomar un buen mate… Inclusive, mirando el mar, mientras vas por una carretera… Mientras estudias, es algo tradicional en nosotros…

  2. Creo sinceramente que el mestizaje es bueno, que mezclarnos nos abre la mente y nos enriquece. Muchos por aquí, por las Españas, ven con temor el creciente número de personas de otras razas y culturas con las que convivimos a diario. A mi me gusta ver las ventajas, por ejemplo, al ir a comprar mi yerba al supermercado, ahora puedo elegir entre más variedades que hace unos años… y ya nadie me pregunta “¿yerbaqué?” o “pero eso, ¿es legal?”.
    ¿Un español bebedor de mate amargo?, pues si, mire usted, y sin concesiones; bueno, sin concesiones en el mio… ayá cada cual si le pone azucar, aromas o cortecitas… El Che y yo lo preferimos amargo…

    • Estimado Pepe, con respecto a tus comentarios…, la historia cuenta que los primeros en descubrir las bondades del mate fueron los colonizadores españoles… ¡Así que ustedes también! Son parte de esta historia…, podemos decir españoles, rioplatenses y brasileros…, toman mate…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s