Pierre…

Mi nombre es Pierre, nací en el corazón de Buenos Aires. Viví hasta hace tan solo unos días en la calle Corrientes en el centro de la gran ciudad, escucho tango en las cercanías…, cerca de los mejores teatros, cines, bares y oficinas…

Un departamento, mi casa y un balcón, mi refugio…, allí solo podía imaginar los amaneceres, ya que los edificios altos de cemento con carteles gigantes me negaban los rayos del sol…

En las mañanas siempre escuchaba a la gente gritar, entre ellos…, a un hombre siempre con vos gruesa, decía… Diario- diario… ¿Quizás eso solo sabía gritar…?

Algunos nerviosos, hombres o mujeres, siempre enérgicamente cantaban… Taxi – taxi…

Los automóviles siempre corriendo. ¡Nunca pude entenderlo! ¿A dónde van?

Yo cantaba de la mañana a la noche sin parar, en ese balcón frio y triste, en soledad…

Un día escuche a la señora hablar bajito, este pájaro no puede estar…

El hombre que me daba comida, solo alpiste y nada más, me dijo… ya te vas…

Llegó para buscarme un hombre con bigotes, me habló – Pierre ¿Cómo estás?

Juntos nos fuimos, él me llevaba caminando por la gran ciudad…, la gente nos miraba, algunos ni se daban cuenta de mi desfilar, otras en cambio, muchachas muy bonitas, me piropeaban y me silbaban al pasar…

Fuimos hasta un parking, me subieron a un automóvil para viajar…

No entendía nada, mientras el automóvil transitaba por la gran ciudad…

¡Al fin llegamos! Era una casa soñada, con árboles y flores…, un barrio tranquilo, donde el sol brilla sin parar llegando por el este todos los días a la misma hora, ahora sí, lo puedo vislumbrar…   

Tengo un amigo nuevo, lo llaman Pancho, no tiene plumas pero tiene bigotes y el hocico siempre mojado… Es un perro muy bueno, pero no es guardián…

También tengo una familia nueva…, aquí todos me aman, me hablan, me silban y aclaman…

No seré un gran artista, solo un simple Canario, ahora estoy feliz, porque cuando canto, mi nuevo amo, también amigo, mientras escribe – Me dice “Pierre, mi canario, canta, canta sin parar”…, por eso inflo mi pecho… “Ahora canto y ya no estoy en soledad…”

Cruz del Sur

Foto by Cruz del Sur

23 Respuestas a “Pierre…

  1. Como nos has acostumbrado a deleitarnos con tu prosa clara y sencilla, abordas la vida de un canario, la soledad de las grandes ciuddades su prisa y tambien el hastío. Una amabilidad leerte. Un abrazo Rub

    • Rubén siempre tan atento con tus comentarios. En un momento dude en publicar este cuento, pero me doy cuenta que percibes el mensaje… Como siempre un fuerte abrazo para ti…
      C.

  2. Querido Canario, tienes que reconocerce a la anterior familia que tanto te querian que supieron entender y cederte a un sitio mejor para tí, indudablemente que han buscado bien y acertado, hasta el can te mira embelesado, sé feliz.
    Saludos.

    • Aquí soñará y podrá vivir entre amigos…, nunca te equivocas en tus apreciaciones bien certeras¡
      Gracias por tu comentario, siempre es un honor para mí tenerte por estos lados…
      Un abrazo para mis amigos del Viejo mundo…
      C.

  3. Tu canario se llama como uno de mis hermanos! Bonito textos. He leído tus textos, admirado tus fotos, las de carreteras interminables en tu bello país me fascinan a parte de traerme recuerdos maravillosos. Muy bueno todo.
    Un abrazo,

    • Anne, hoy te recordaba y los pocos segundos entro en mi teléfono tu relato Quimera, la tecnología acerca a las personas. Con respecto Pierre lo bautice así, espero que tu hermano no se enoje?
      Carreteras y rutas de mi país, lugares para soñar y mientras uno conduce tomar unos mates amargos, eso es tradición¡¡
      Abrazos mi buen “Amiga”
      C.

    • Stella, gracias por compartir, siempre es bueno tenerte por aquí…, me alegra que la foto fuera de tu agrado, ya tú conoces mi debilidad por los animales…, otra cosa, estuve observando tus fotos de la casa presidencial, belleza todas¡
      Abrazos
      C.

  4. Precioso relato y muy tierno. Ahora Pierre lleva la vida feliz que se merece. La foto es preciosa, al mirarla me ha arrancado una sonrisa.
    Un fuerte abrazo

    • Temía publicar este post. Es una historia real, como que camine por el centro de Buenos Aires con la jaula a cuestas…, me alegra que fuera de tu agrado la historia. Pancho increíblemente se queda observándolo, aquí está en el refugio…
      Abrazos

  5. ¡Que hermoso! me ha encantado, que dulce y tierno, la vida vista de una manera sencilla sin complicaciones, sin ajetreos, sin reveses, al natural tal como debería ser siempre, solo los sencillos de corazón pueden apreciar tales cosas.
    Un abrazo🙂

  6. A tua história é maravilhosa, bem como a fotografia!
    Sabes, também tenho um pássaro e, em vez de um cão, tenho um gato. O meu gato gosta muito de passear na rua e o piriquito também sai da gaiola para experimentar o prazer de voar, mas voa dentro de casa.
    O gato, quando o vê voar, fica espantado e não sabe o que fazer!!🙂 O piriquito, como não percebe que o gato é caçador de pássaros, voa sem medo ao seu redor e o gato não lhe faz mal . É esta a riqueza da ingenuidade!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s