El día que el Rey mató al elefante Dumbo…

Foto del periódico Clarín

El dibujo y film que le dio vida al pequeño elefante Dumbo fue producido por Walt Disney en el año 1941. Dumbo en la ficción maltratado y ridiculizado por todo el mundo, sólo cuenta con la ayuda del ratón Timoteo que decide hacer de él una estrella del circo.

A partir de ese momento los niños de todo el mundo le dan cabida al universo mágico que solo los niños pueden ver y soñar…, la inocencia les brinda ese ticket de oro que siempre les permitirá ingresar a el sin ningún costo…, solo bastará que sueñen y que nunca dejen de hacerlo…

Este cuento esta basado en la ruda realidad de este otro mundo real y cruel, a veces despojado de los momentos mágicos y de los sueños…

Año 2060

El pequeño Pedro de 6 años de edad vivía con su abuelo en una pequeña granja en la Patagonia, su abuelo Matías se había hecho cargo de la tutela de su nieto. Los padres del pequeño habían muerto en accidente.

El lugar donde vivían estaba rodeado de colinas que terminaban en la cordillera de picos nevados. En ese lugar las reservas de agua existían y no estaban aun contaminadas por el hombre.

Todas las noches Pedro escuchaba atento un cuento que le relataba pausadamente su abuelo antes de ir a dormir.

Una noche Matías le dice a su nieto –

Bueno, Pedrito, tendrás que ir ya a tu dormitorio y acostarte –

Sí abuelo, pero antes tú deberás leerme este cuento –

¿De donde tú sacaste ese cuento? Le preguntó el abuelo al niño –

Ese cuento lo encontré en un viejo mueble que tú tienes en fondo, le respondió el pequeño –

Pues niño, esta es la historia del elefante Dumbo. Este pequeño libro me lo había regalado mi padre cuando todavía había elefantes sobre la tierra…

El niño le preguntó a su abuelo ¿Tú pudiste ver algún elefante cuando eras pequeño? – ¡Sí niño! Cuando pequeño mi padre me llevaba al zoológico y allí podía verlos, hasta podía tocarlos.  A veces también llegaba el circo a mi pueblo y los grandes elefantes hacían cosas increíbles y maravillosas…

¡Sabés! Los elefantes vivían en grandes manadas en el África, eran libres, su memoria era tan grande que ellos recordaban donde estaban las reservas de agua, aun habiendo grandes sequías ellos con su instinto mágico podían encontarlas, ellos defendían a sus pequeños de todos los peligros de la selva.  Cuando otro elefante moría, algunos de la manada se quedaban por un largo tiempo.  En la primavera de 218 a.C., el general cartaginés Aníbal partió de Sagunto, en la costa española, atravesó los Pirineos y, tras cruzar el sur de Francia, emprendió el paso de los Alpes, que superó en octubre, bajo la nieve, invadiendo a la antigua Roma…

¿Y por qué ahora no hay más elefantes? Le preguntó el pequeño a su abuelo…

– Hijo mío, hubo hombres que se divertían y por deporte cazaban y mataban a estos bellos y hermosos animales…

Lamentablemente ya no hay más elefantes para que tú y yo podamos ver en la faz de la tierra…, la crueldad del ser humano a hecho que tampoco las ballenas pueblen los mares y que el águila emblema de muchos pueblos tampoco vuele por los cielos de la tierra… 

El pequeño mientras escuchaba atento a su abuelo se aferraba al pequeño libro con la figura de Dumbo, el pequeño elefante  ya había ingresado a su universo mágico y de sueños…, el pequeño nunca jamás olvidaría esa historia…, cruel y ruda que nace por el deporte de algunos…

Cruz del Sur

Link translate:

http://translate.google.com/translate?hl=es&sl=es&tl=en&u=http%3A%2F%2F1cruzdelsur.wordpress.com%2F

Un sueño…, en tiempos de Navidad…

Este cuento lo escribí el año pasado para las fiestas navideñas…,  los personajes no son reales, los lugares detallados  en el cuento si pertenecen a parajes de la Isla de Tierra del Fuego…, allí donde la belleza del lugar inspira historias como esta:

Aeropuerto Jorge Newbery-Buenos Aires

Vuelo Aerolíneas Argentinas n°9432 –  8 am con destino a la ciudad de Ushuaia-Tierra del Fuego

Comandante: Jorge Martínez. Copiloto: Andrés López

Atento torre de control aquí LVTZZ  solicita autorización para despegar, cambio – aquí torre de control para LVTZZ, autorizado por pista n° 1 cabecera norte buen viaje – recibido OK y  gracias torre de control, cambio y fuera.-

Minutos más tarde el avión había despegado sin inconvenientes.

Buenos días, les habla el comándate Jorge Martínez, espero que estén disfrutando del vuelo, será de aproximadamente cuatro horas en condiciones favorables sin turbulencias.

En la cabina – Conversación durante el vuelo-

Martínez le dice al copiloto: Me encanta volar a Ushuaia,  llegan a mi memoria muchos recuerdos. (Martínez había volado un helicóptero de rescate con asiento en Ushuaia perteneciente  a la fuerza Aérea Argentina durante el conflicto bélico de recuperación de las Islas Malvinas) Sabes, Andrés, tengo algo que me quedo en el tintero – Qué, ¿Tienes alguna novia de aquella época? Cuando estabas destinado en Ushuaia – No, Andrés, voy a rentar un cuatriciclo y  iré  a recorrer los caminos que van entre las estancias, ahí cerca del lago Fagnano – Bueno, le dice Andrés, yo mientras hacemos posta con la otra tripulación, me voy a la casa de Alejandra, hace tiempo que no me tocaba venir por estos lados; de tanto en tanto a una buena amiga siempre hay que visitarla…

Ese mismo día a las 9 am en la Estancia Las Hijas. Tierra del Fuego

Luisito se levanta y medio dormido va caminando desde su pequeño dormitorio que compartía con su abuelo Matías, hasta la cocina de la pequeña casa. Allí estaba su abuelo, sentado tomando mate y escuchando las novedades  que pasaban desde el casco de  la estancia por VHF. Luisito – Buen día abuelo – Buen día, Luisito – responde el abuelo. (Luisito tenía 9 años, vivía con su abuelo desde que su madre había muerto en un accidente automovilístico, su padre era un desconocido para todos, solamente su madre sabía quien era el padre de Luisito, ella había llevado durante sus días ese secreto, hasta el  otro plano de la vida, quizás la eternidad.

Luisito todas las mañanas después de tomar la leche con pan duro, salía a recorrer el campo, montando su caballo petiso tobiano negro, a ellos dos los acompañaba Felipe, un perro ovejero mestizo, pero que sí sabía pastorear las ovejas como ninguno. Los tres como un equipo de trabajo debían llegar todos los días hasta la ruta que pasaba por entre medio de la estancia y vigilar que las ovejas estén fuera del camino.

Esa ruta o camino era muy transitado por los vehículos que viajaban entre Ushuaia y Río Grande.

Luisito cuando llegaba a la ruta y después de cumplir su tarea diaria de observación en ella, bajaba de su petiso, caminaba hasta una piedra y se sentaba en ella, como si fuese el trono de un rey,  abrazaba a Felipe, y así comenzaba a mirar detenidamente hacia el cielo, todos los días a la misma hora como buscando algo, un punto en la inmensidad, un brillo, eso que en pocos minutos se convertía de punto en un pájaro volador plateado, ese era el avión que pasaba todos los días rumbo a Ushuaia. Luisito se imaginaba tantas cosas cuando lo veía, podía escuchar el ruido de los motores en su imaginación, soñaba y soñaba poder volar en uno de esos pájaros plateados.

Aeropuerto de Ushuaia

12 am- Martínez después de pasar entre las montañas y bajando la nariz de su Boeing 737 apuntó de lleno a la pista de aterrizaje de tan bella ciudad rodeada de mar y de montañas.

Martínez  después de unos minutos de aterrizado el avión se dirige al hotel con el resto de la tripulación.

Él estaba ansioso y apurado por iniciar su travesía por los caminos que alguna vez había recorrido en cuatriciclo y que tantas veces había sobrevolado durante sus misiones en la guerra de Malvinas.

14 pm Martínez ya estaba montado en el cuatriciclo como galopando entre los caminos de tierra y pedregullo, había pasado por Tierra Mayor y se dirigía rumbo al lago Fagnano, parecía haber rejuvenecido en su interior, sus pensamientos lo hacían volar por el tiempo y llegaban a su memoria como fotografías de otras épocas, momentos vividos en ese lugar de sueños…

Mientras tanto… Luisito le dice al abuelo – Abuelo, me voy a buscar a Felipe, me parece que hay una perra cerca de la ruta que lo tiene medio enamorado – Bueno, le responde abuelo – Pero tenga cuidado hijo, mucho cuidado – Sí, Abuelo – No se haga problema, responde Luisito.

El tiempo corría, los dos estaban montados, Martínez en su cuatriciclo mecánico, el otro en su petiso tobiano, los dos galopaban por esos lugares de sueños…, y a veces de fantasía…

Martínez mientras transitaba a mucha velocidad por el camino y sin anticipar que a pocos metros había una loma en el camino, entra en ella y al terminar la loma vuela por el aire, en esas milésimas de segundos al caer sobre el camino pierde la estabilidad e impacta contra una roca que estaba al borde del  camino, quedando Martínez en estado de shock.

Habían pasado tan solo diez minutos desde la caída de Martínez, cuando de pronto aparece Luisito en el lugar, él estaba buscando a su perro, pero la suerte de Martínez había movido los hilos del destino y Luisito un niño simple que vivía en una estancia de campo, allí en el “Fin del mundo”  había llegado a ese lugar donde Martínez se había accidentado y herido.

Luisito se acercó lenta y temerosamente al hombre, cuando observó que él se movía quejándose al mismo tiempo, le pregunta – Señor, usted…, ¿Se encuentra bien? – Sí, pibe, son golpes nada más… (Pero Martínez no se podía mover)  – Luisito, rápidamente le responde – Señor, usted quédese aquí que voy a buscar a mi abuelo. – Rápidamente el pequeño monto a su caballo y toda carrera se marcho. (Más tarde lo rescataron a Martínez)

Pasaron los días, un par de meses…

Luisito continuaba con su rutina de todos los días. Faltaba poco tiempo para que llegaran las fiestas navideñas, el pequeño seguramente pasaría la Nochebuena en el casco de la estancia con su abuelo y otras familias que vivían en el establecimiento rural.

Un día bien tempranito, Luisito se despierta y en su pequeña mesita de luz había una carta que su abuelo había recibido hacia pocos minutos. Luisito abrió el sobre, sacó el papel de su interior y rápidamente salió corriendo hasta donde estaba su abuelo. – Abuelo, me puedes leer esta carta. ¿De dónde viene? – El abuelo le respondió – hijo esta carta te la envió el Comandante Martínez, te la voy a leer.-

Querido Luisito.

                            Espero que te encuentres bien, el destino  quiso que me encontraras en el camino cuando me accidenté, tú siendo tan solo un niño me ayudaste, avisando a tu abuelo en el menor tiempo posible, corriste a campo traviesa a toda velocidad con tu caballo tobiano.

No puedo olvidar tu valentía y coraje…, por eso deseo de todo corazón invitarte a pasar la Nochebuena y Navidad, aquí en mi casa de San Isidro en Buenos Aires. Por lo pronto yo estoy viajando en un vuelo el día 23 de diciembre próximo. Espero que tu abuelo te autorice a viajar en el avión, por supuesto en la cabina junto a mí y con mi copiloto Andrés, al llegar a Buenos Aires me estará esperando mi señora Isabel y mi hijo Tomás, todos juntos pasaremos unos días en casa y luego cuando tú lo desees regresamos a Tierra del Fuego.

Saludos sinceros y de agradecimiento para tu abuelo y para ti, Luisito.

Jorge Martínez

Luisito nunca había imaginado que ese  pájaro volador plateado lo llevaría a pasar Nochebuena y Navidad a un lugar tan lejano de su estancia en el Fin del mundo.

Era un sueño cumplido…, en tiempos de Navidad…

Cuento por Cruz del Sur

Link translate: 

http://translate.google.com/translate?hl=es&sl=es&tl=en&u=http%3A%2F%2F1cruzdelsur.wordpress.com%2F

 

Fronteras, leyendas y el Río Uruguay…

Había pasado unos días en el campo ganadero de un amigo ubicado al borde de la frontera entre Brasil y Uruguay, increíble, caminando unos pasos se podía cruzar la línea imaginaria que divide a los dos países, existe una frontera política y de lenguas, pero no de almas, en definitiva los gauchos de la zona y de a caballo tienen las mismas costumbres, mate, asado, monturas y jineteadas.

Mujeres…, allí el amor no tiene banderas, es como el viento, sin fronteras…

 Uruguay

 Mi viaje por la carretera sería apacible, por caminos despoblados, bordeando la margen del río Uruguay de norte a sur, entre colinas y campos sembrados, a veces la ruta atravesaba inmensos bosques de eucaliptos, pinares con aromas inconfundibles  sencillos y agrestes, ausente de toda polución, de industrias, todo era campo…

País maravilloso y encantador…

El camino me iba llevando, así quedaban atrás las ciudades de Santana do Livramento, Rivera, Salto, Paysandú, Fray Bentos y Palmira… Adelante una nueva compañera deseaba interponerse, ella una tormenta de nubes negras, intempestiva, sin nombre, se aproximaba como enfurecida, desafiante, tempestuosa…

 Pasaron minutos, la tormenta no daba tregua ni pasó, mientras avanzaba por el camino las primeras gotas que parecían piedras comenzaron a impactar en el parabrisas, el camino se asemejaba a un túnel, la visibilidad disminuida hacia imaginar el camino…

De pronto y como en una película de catástrofe, diviso un puente y un enorme   eucalipto que caía por el castigo del viento sobre la carretera obstaculizando la entrada al puente, insólito, triste espectáculo, después de tantos amaneceres y atardeceres campestres había muerto sobre la carretera, como un dios pagano él yacía inmóvil, solo era madera y astillas, quizás prefirió morir así y no ser talado por el hombre…

 La ruta estaba cortada, era imposible seguir…

A veces los caminos se cierran, pero así como en la vida otros se abren…,  apartan o te unen…,  a mi derecha había un cartel – decía: La Vieja Estancia – Posada – como si el destino quisiese  abrir ese nuevo camino, allí me dirigí.

Tranquera, un camino entre las alamedas me fueron llevando hasta el casco de la estancia. De pronto, los perros salieron enojados a mi encuentro, yo avanzaba despacio con el automóvil, los canes sí que metían miedo…

En segundos se abrió la puerta principal de la Posada, un hombre de cabello blanco salio a mi encuentro, mientras se aproximaba a mi automóvil le gritaba a los perros fuera, fuera…, ellos dejaron de ladrar y al llegar el anciano me dice – Buenos días amigo, baje del automóvil no hay problema, ellos no muerden – Sin temor, baje del automóvil y le tendí la mano para saludarlo, buenos días le dije – El anciano me dice, flor de tormenta – Así es por ahora no podré seguir mi camino – Pues quédese no hay problema alguno, la posada esta vacía, hay muchas habitaciones disponibles.

El lugar era de ensueño, tranquilad, una paz total. Me parecía haber retrocedido mágicamente en el tiempo…

Las horas pasaron, una cena sencilla.

Luego a dormir.

Me esperaba una habitación con cama matrimonial que sería la culpable de adormecer mi agotado cuerpo, alma y espíritu…, la noche cerrada, negra y sin luna, aparecía detrás de la ventana, el silencio era música, los perros enmudecidos, el anciano seguro ya dormía…, solo se podía escuchar el movimiento del péndulo de un viejo reloj ubicado en el pasillo contiguo a las habitaciones de la posada.

Ya dormía, quizás soñaba, viajaba entre los tiempos, historias del pasado, del fue o será…

Dormía pero parecía que estaba despierto, era como tener dos cuerpos, experimentaba frío pero era diferente a otros, sensaciones extrañas me invadían, la ventana del cuarto estaba cerrada,  las cortinas blancas se movían con ondulados movimientos…

Oí ruidos que venían desde el parque contiguo al río.

Camine por los pasillos oscuros de la posada hasta la puerta de salida.

Desde esa puerta y como si fuese una línea que no podía atravesar… pude observar algo extraño…

Una mujer que se internaba en las aguas del río.

Le grite, pero mi voz era muda, me quede inmóvil y paralizado…, trate de llegar pero mi cuerpo no respondía…, ella desaparecía  en ese río como una figura fantasmal…

En la zona se cuenta que aquella figura fantasmal no es otra cosa que el espíritu de una mujer ahogada en la época de la colonia, cuyo cuerpo jamás pudo ser encontrado. Narran que los espectros de quienes perdieron la vida en el río regresan cada tanto, como si pasearan indolentemente a orillas de ese río que les quitó la vida.

Las fotografías corresponden a lugares y ciudades de la costa del Río Uruguay y Brasil

Fotos y Cuento by CRUZ DEL SUR

 

Una leyenda en la Patagonia…, Butch Cassidy, Harry y Etta Place

Muchas veces variedad de leyendas se cruzaron en mi camino por la Patagonia, esta es una de ellas…

 El pueblo de Cholila ubicado en Chubut –Patagonia Argentina.

Su nombre, en lengua mapuche, significa “Valle Hermoso”. Situada en el centro de un basto y hermoso sistema lacustre, es la puerta de entrada al Parque Nacional Los Alerces. Es un apacible pueblo con historias y leyendas de larga data. En 1902 lo eligieron como lugar de residencia Butch Cassidy, Harry y Etta Place, de quienes hoy quedan testimonios en pie.

1 – Harry A. Langabaugh.(Sundance Kid)
2 – Will Carver.
3 – Ben Kilpatrick.
4 – Harvey Logan.(Kid Curry)
5 – Robert Leroy Parker(Butch Cassidy)

Los registros indican que Butch Cassidy, Sundance Kid y su flamante esposa, Ethel (Etha) Place, llegaron a la Argentina en 1901, huyendo de la justicia y de la Agenciade Detectives Pirkerton. Bajo los nombres de Santiago Ryan y Harry Place, se instalaron en Cholila, alentados por los odontólogos Ralph y George Newbery, quienes oficiaban en Buenos Aires como vicecónsules honorarios de Estados Unidos.

Los Newbery, que poseían tierras en las inmediaciones de Nahuel Huapi, impulsaron el asentamiento de otros norteamericanos.

 En Cholila construyeron una cabaña de troncos -que aún se conserva. Allí es donde soñaron con pasar el resto de sus días.

 

 

                    La casa hoy                                                                                     Ayer

Una Carta decía:

 “Me establecí para siempre -le escribió Cassidy a una amiga, en agosto de 1902- Tengo 500 vacunos, 1500 ovinos, 28 caballos de silla, dos peones que trabajan para mi, además de una casa de cuatro habitaciones y galpones, establo, gallinero y algunas gallinas. Los Estados Unidos me resultaron demasiado pequeños durante los últimos años”.

 También se dice que el lugar era muy parecido a sus tierras en los Estados Unidos.

 Esta fotografía  esta tomada en las cercanías de Cholila, es contemporánea.

 La historia cuenta que murieron en Bolivia después de un enfrentamiento con la policía, otros dicen que regresaron de nuevo a los Estados Unidos…, pero esa historia pertenece a otra tierra, a otro lugar…

Datos recogidos de varias fuentes de Internet…

Cruz del Sur

La leyenda de la tormenta de Santa Rosa, pensamientos, el equilibrio de la naturaleza…

Foto by Cruz del Sur

Foto by Cruz del Sur

El ciruelo sigue floreciendo, los días soleados previos a la primavera tienen suaves brisas…

En una semana este árbol de antaño esta colmado de flores, en el post anterior podrán observar lo que sucedía.

 “Pero a veces la naturaleza persiste en equilibrar las cosas y así lo que hoy es, mañana no será”

 Hoy quizás escribo después de algunos días, barajo los pensamientos con la naturaleza y con un mito o leyenda…

Quizás yo también porfíe buscar un equilibrio…, las letras nacen del pensamiento entre la naturaleza, en el tiempo…

 “Quizás como todos los años llegue aquí en el cono sur del continente la tormenta de Santa Rosa.”  

Leyenda. En 1615, ante el posible desembarco de naves de piratas holandeses en Lima, Perú, una monja  llamada Rosa rogó a Dios que proteja a la ciudad de los asaltantes.

Sin aviso, se desató una tormenta feroz que impidió que las embarcaciones llegaran a tierra. Los creyentes le atribuyeron el poder místico a la religiosa.

Climáticamente en el hemisferio Austral, la tormenta de Santa Rosa puede constituirse en una de las primeras tormentas, hacia el final del invierno, unos diez días antes del 30 de agosto y veinte primeros días de septiembre.

Quizás yo sea uno de los tantos que cree en esa leyenda, con el correr de los años en experimentado que tarde o temprano llega por estas tierras a veces con una fuerza increíble, derriba árboles, vuela techos y hace desastres en todos lados…

Espero que el ciruelo pueda salvar sus flores…, y tal vez en poco tiempo podre cosechar sus ciruelas de color rojo como la remolacha…   

Cruz del Sur

 

“The Versatile Blogger” el premio…

Esta mañana al despertar siendo aún las 7 am era de noche.

El invierno recién comienza por estos lados, las noches son largas como las sombras que  se proyectan tempranamente en las tardes.

Las brasas de la estufa a leña estaban casi apagadas. Hacía frío…

Todo me hacía recordar mis despertares en la Patagonia lejana.

Todo parecía ser un día normal.

Al encender mi smartfhone recibía un post del blog de mi amiga Lissa. Ella había recibido un premio “The Versatile Blogger” la emoción llego a mi como la luz del amanecer. Pues ella se lo merecía después de días difíciles…

Ella es fotógrafa y escribe desde el Oeste Americano, ama a la vida…, a los animales y lo demuestra todos los días en su blog, para ella la esencia de la vida es ser humilde y aprender a estar cerca de la tierra, no dejar nunca de aprender.

Su blog:   http://wheniride.wordpress.com

Es justamente la posibilidad de realizar un sueño lo que hace que la vida sea interesante. Paulo Coelho

Más tarde yo recibía  en mi blog: Cruz del Sur ” El Premio”

Lissa http://wheniride.wordpress.com  dejaba este mensaje para mí…

Gracias por su comprensión en su hermoso país, misteriosos de la Argentina. Una de las condiciones de recibir el premio fue para darle a alguien que quiero a mis lectores a conocer … así que por favor acepte el Premio Blogger versátil por las muchas maneras creativas de compartir con sus lectores. Usted es mi elección. Congratulations! He compartido tu enlace en mi blog.

Mi agradecimiento:

Muchas gracias Lissa, me siento muy honrado de compartir este premio, que tú aprecies mi blog aunque sea en otra lengua. En definitiva todos los que escribimos en este medio como lo he dicho un día “Somos de la misma buena madera”.

Según las reglas, hay que mencionar 7 puntos de uno mismo.

En mis vidas anteriores quizás fui perro.

Hacía tiempo que no recibía un premio, la última vez fue cuando jugaba al rugby.

Me gusta el vino Cabernet y compartirlo con mis amigos.

Me encanta conducir por las carreteras desiertas de la Patagonia.

Observando los amaneceres y/o atardeceres  aprecio que estoy vivo.

Lo sencillo de la vida y observar las vibraciones que se muestran en el universo.

La vida es interesante cuando se tiene amigos para querer y una familia para amar.

Además debo mencionar y elegir a los blogs que compartirán el premio:

Ana María, Escritora de cuentos con suaves fragancias a café, para pensar y acariciar sus letras.  

http://armadecasa.wordpress.com

Anne, ella es francesa, escribe y describe los colores de la vida con sus letras.

http://annefatosme.wordpress.com

Stella, ella escribe como dice la canción: Desde otro lado del río, sus ojos ven la tradición rioplatense, cuentos y costumbres.

http://apuntodecaramelo.wordpress.com

Concha Huerta, escritora de la Madre Patria, ella con sus letras nos lleva por diferentes partes del mundo, escribe en español, portugues e inglés.

 http://conchahuerta.wordpress.com

Candy Rose, con sus letras le da dulzura a la vida.

http://detorresvianey.wordpress.com

Rubén el médico rural que escribe y cuida de nosotros, sus letras ponen remedio a nuestros dolores espirituales.

http://senddero.wordpress.com

Inspiración, sus letras son sonrisas que salen de su corazón.

http://inspiracion1971.wordpress.com

Flori, sus letras hacen volar el alma a los lugares más increíbles del universo.

http://florialv.wordpress.com

Paula, escribe dejando huellas azules y con su linterna mágica se puede observar las estrellas más lejanas.

http://lalluviamarilla.wordpress.com

Marien,  Una vela no pierde su luz por compartir su luz con otra. Ella comparte su luz.

http://sombreada.wordpress.com

Mercedes, escritora, artista plástica, madre, abuela, con su arte se puede viajar por el tiempo, además es la preferida de muchos.

http://mercedesmolinero.wordpress.com

Patricia, escritora y poetisa chilena, ama la vida. Caminar por sus letras es conocer los misterios del universo, te enseña a ver las cosas de una manera diferente.

http://patriciagomez.wordpress.com

Zambullida, escribe con el corazón y el alma, es placer siempre llegar a sus letras.

http://zambullida.wordpress.com

 Saludos a todos.

Cruz del Sur

Solamente en otoño…

Foto by Cruz del Sur

En otoño se vistieron hermosas, las mejores prendas, los mejores colores, luces, reflejos y  botas…

Ellas están juntas no se hablan, observan…

Esperan…, perciben el amanecer, el atardecer y en la noche están solas…, nadie las mira…

Desean soñar y no pueden aunque quieren…

Escuchan infinidad de cosas…, me queda bien¡ Me gusta…, cuanto, que caro…

Desearían escuchar…

Te espero a la salida…

Te extraño…

Te llamo…

Te busco después de la oficina…

Te espero en la estación…

Tomamos  café…

Te quiero, amor mío…

 

Ellas saben que cuando termine el otoño partirán, como si fuesen las doce en un cuento que alguna vez  escucharon…

Estarán solamente en otoño…

 Cruz del Sur