El último adiós…

Tormenta 012-001

 

Foto by Cruz del Sur

Hoy después de mucho tiempo vuelvo a escribir. Busqué  palabras en los libros, en otros blogs de amigos y amigas, busqué  la poesía que así como una flor le daría belleza a esta despedida.

Pero las palabras de despedida están en mi corazón y en mi alma y hoy quizás pueda escribirlas después de caminar un tiempo en soledad y sin su compañía.

Él se fue una mañana donde el cielo brillaba con nubes gigantes que parecían dibujadas por las manos de Dios, nubes magnas, nubes diferentes a las de cualquier otro día.

Antes de partir mi padre me estaba esperando, miles de kilómetros nos separaban, pero él sabía que yo llegaría para abrazarlo y darle el último adiós…

El dolor se funde en mis recuerdos y desando mis pasos en el tiempo, un tiempo que no volverá, un pasado nutrido de enseñanzas, de amor y de desinteresados consejos que solo un padre puede dar…

Esta fotografía representa la libertad de un ave que vuela libre en el cielo, ese mismo cielo que te recibió en una mañana de enero…

Adiós mi querido Viejo…

Cruz del Sur

Link translation into English : http://translate.google.com/translate?hl=es&sl=es&tl=en&u=http%3A%2F%2F1cruzdelsur.wordpress.com%2F

bandera-inglesa

Para tener en cuenta en la vida…

Instantes
Jorge Luis Borges
Si pudiera vivir nuevamente mi vida. En la próxima trataría de cometer más errores. No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más. Sería más tonto de lo que he sido, de hecho tomaría muy pocas cosas con seriedad. Sería menos higiénico. Correría más riesgos, haría más viajes, contemplaría más atardeceres, subiría más montañas, nadaría más ríos. Iría a más lugares adonde nunca he ido, comería más helados y menos habas, tendría más problemas reales y menos imaginarios. Yo fui una de esas personas que vivió sensata y prolíficamente cada minuto de su vida; claro que tuve momentos de alegría. Pero si pudiera volver atrás trataría de tener solamente buenos momentos. Por si no lo saben, de eso está hecha la vida, sólo de momentos; no te pierdas el ahora. Yo era uno de esos que nunca iban a ninguna parte sin termómetro, una bolsa de agua caliente, un paraguas y un paracaídas; Si pudiera volver a vivir, viajaría más liviano. Si pudiera volver a vivir comenzaría a andar descalzo a principios de la primavera y seguiría así hasta concluir el otoño. Daría más vueltas en calesita, contemplaría más amaneceres y jugaría con más niños, si tuviera otra vez la vida por delante. Pero ya tengo 85 años y sé que me estoy muriendo